Escuela de cocina Online

– Una buena salud se cocina a fuego lento-

Página principal

 Guía de uso

 Nociones básicas

  ABC cocina

 Ochiconsejos

 Mi cuenta

Cocina tradicional – Módulo 4 – Las aves

    POLLO CON CIRUELAS Y OREJONES


    En esta lección aprenderás a cocinar éste plato tan delicioso, con una salsa espectacular… de esas de mojar pan.

    Es un plato muy nutritivo, sin apenas grasa y con una aporte muy interesante por las frutas deshidratadas que lleva.

    ¡¡¡ A COCINAR !!!

     

    ☛ La carne de pollo es la segunda más consumida en el mundo y desde un punto de vista nutricional destaca por la calidad y cantidad de proteínas ya que son muy biodisponibles.

    . Pero esa no es la única razón para consumirlo ya que además es pobre en grasas (tan solo un 2%).

    . Es rica en vitaminas del grupo B, especialmente en niacina o B3 .

    . En cuanto a los minerales, es rica en fosforo, hierro, magnesio, potasio y zinc.

    ☛ En cuanto al ajo y la cebolla, además de decir que son dos ingredientes básicos de la cocina mediterránea, añadiremos que se tratan de dos verdaderos alimentos medicamentos por sus innumerables propiedades beneficiosas para la salud.

    . Poseen varios compuestos que actúan como detoxificantes del organismo, además de ser poderosos microbicidas y contribuir a reducir la presión arterial y a regular los lípidos plasmáticos.

    ☛ Los frutos secos en general son también ricos en proteínas, minerales y grasas saludables ya que son insaturadas, además poseen una buena cantidad de fibra alimentaria.

    ☛ Las frutas desecadas utilizadas en esta receta son una excelente fuente de fibra, muy necesaria para la buena salud de nuestros intestinos, además de ser una excelente fuente de minerales y oligoelementos.

    . A destacar que los orejones de albaricoque son uno de los alimentos más ricos en magnesio (un mineral bastante carencial en la alimentación moderna) y en betacaroteno, que el organismo transforma en vitamina A.

    ☛ El aceite de oliva “extra virgen” está considerado el más saludable y en si mismo también posee propiedades muy beneficiosas para la salud.

    . Es el aceite vegetal que soporta mejor las altas temperaturas, por lo cual es el más indicado para utilizar en casi todas las recetas.

    ☛ La pimienta, una especie con sabor picante, contribuirá a aumentar la secreción de jugos gástricos y asi facilitar la digestión.

    BIOENERGÉTICA DE LOS ALIMENTOS

    Desde un punto de vista bioenergético, por las propiedades de sus ingredientes en base a su sabor, naturaleza, color y por el método de cocción utilizado, es un plato muy Yang, es decir calorificante y por lo tanto no adecuado en épocas calurosas para aquellas personas que por ejemplo tengan tendencia al insomnio, o a la agitación, especialmente para la cena.

    Este sabroso plato está indicado más bien para los fríos días de invierno u otoño. Sera beneficioso para aquellas personas más bien frioleras y con un bajo estado de energía…..

    Por ejemplo:

    – La cebolla es de sabor picante y dulce y de naturaleza caliente

    – El ajo picante y caliente

    – El pollo dulce y neutro

    – Los frutos secos son neutros y dulces

    – Las frutas desecadas dulces y neutras. (Por su color las ciruelas y las uvas pasas poseen propiedades especificas…)

    – El aceite de oliva es dulce, acido y neutro

    – La sal es Yin

    – El coñac es picante y caliente

    POLLO CON CIRUELAS Y OREJONES

    Ingredientes (para 4 personas)

    8 jamoncitos de pollo

    4 alitas de pollo

    1 cebolla bien grande

    4 dientes de ajo

    ¼ de vaso de coñac o brandy

    Agua de cocción de arroz (caldo de pollo + 1 cdta de harina maíz en su defecto)

    Ciruelas deshidratadas

    Orejones

    Uvas pasas (o pasas de corinto)

    Mix de frutos secos triturados al gusto

    Sal y pimienta

    Aceite de oliva virgen extra

     

    Preparación

    1. En primer lugar salpimentamos bien el pollo y cortar ajo y cebolla en juliana fina.

    2. Ponemos en remojo toda la fruta deshidratada con agua templada (la cantidad es al gusto, contar siempre más o menos las que tocan por comensal).

    3. En una cazuela ponemos aceite de oliva y cuando esté bien caliente, sellamos el pollo dorándolo por todos los lados (con piel conseguiremos un doradito mejor, pero puedes quitársela si quieres hacer el plato menos calórico).

    4. Conforme se vayan dorando todos los trozos de pollo, los iremos retirando a un plato y los reservamos.

    5. En la misma cazuela, haremos el sofrito, pero retiraremos gran parte de la grasa que ha ido soltando la piel del pollo (dejaremos una cucharada sopera nada más).

    6. Empezamos dorando los ajos laminados finos a fuego medio-alto, y en cuanto tomen color, vamos a pochar la cebolla.

    7. No olvides echar un poco de sal para que sude la cebolla, en cuanto empiece a soltar agua, baja un punto el fuego y pon la tapa. Ves removiendo de vez en cuando hasta que esté un poco transparente.

    8. Ahora pondremos de nuevo todos los trozos de pollo repartidos uniformemente por la cazuela (si no te caben no pasa nada, puedes poner unos trozos encima de otros, pero procurando que abajo estén los que sean más grandes).

    9. También hay que echar todo el juguito que ha quedado en el fondo del plato donde teníamos el pollo reservado.

    10. Con la cazuela a fuego fuerte, cuando empiece a borbotear bien, rociaremos con el coñac o brandy por encima.

    11. Y dejamos evaporar el alcohol durante un par de minutos aproximadamente (con la tapa puesta mejor).

    12. Comprueba que ya no huele a alcohol y que ha evaporado casi todo el líquido.

    13. A partir de este momento, si tienes que remover, hazlo con ligeros movimientos circulares de la cazuela, pero no revuelvas el pollo con espátula o cucharón porque se romperán los trozos de pollo.

    14. Esparce por toda la cazuela los frutos secos triturados que hayas elegido (almendras, nueces, anacardos, piñones, avellanas… o un mix de todos ellos).

    15. Añade la fruta deshidratada repartiéndola por la cazuela (ya estará un poco inflada).

    16. Cubre con el agua de arroz y deja que arranque la ebullición a fuego fuerte.

    NOTA: el agua de arroz, va a servir de espesante, pero si no tienes, puedes utilizar caldo de pollo con una cucharadita de harina de maíz diluída, o simplemente agua y puedes añadir más frutos secos para ligar la salsa.

    17. Una vez que haya arrancado a hervir, bajar el fuego, tapar y dejar cocer durante 10 minutos aproximádamente para que se haga bien el pollo y se vaya espesando la salsa.

    18. Ves moviendo de vez en cuando la cazuela, para comprobar que no se pega (movimientos circulares como antes).

    19. En éste punto que todavía no ha hervido demasiado, hay que comprobar la sal, y rectificar si es necesario.

    20. Ahora es cuestión de dejarlo a tu gusto, salsa más espesa requiere más tiempo de cocción… pero eso si, a fuego lento.

    ALÉRGENOS

     

    Contiene frutos secos

    frutas deshidratadas

     

    Abc términos cocina

    Corte de las verduras

    Ochiconsejos