El limón | Ochimanikia

¿Cómo podemos considerar el limón? ¿como un alimento, un condimento, una medicina?

Pues yo diría que las tres respuestas son correctas! pero resumiéndolo en una sola palabra, el limón es un súperalimento porque:

  • Es muy versátil porque lo podemos usar en recetas tanto dulces, como saladas, jugos o zumos, infusiones, en aliños y vinagretas, etc
  • Aprovechamos todo desde el interior hasta el exterior: piel, pulpa y zumo.
  • Tiene poderes medicinales con muchos beneficios para nuestro organismo.
  • Utilizado también como conservador de otros alimentos.
  • y otros usos que nada tienen que ver con la alimentación.

Propiedades

  • La más importante es que es rico en vitamina C, y esta vitamina es muy importante para el buen estado de nuestros vasos sanguíneos, muy beneficiosa también para la salud de nuestros huesos, los dientes y la piel.
  • Ayuda a prevenir muchísimas enfermedades, de ahí que sea utilizado en medicamentos y en remedios naturales para prevenir infecciones y aliviar o calmar muchos síntomas. El más común el resfriado.
  • Los ácidos del limón depuran nuestro organismo, por esto, es muy recomendable tomar un vaso de agua tibia con medio zumo de limón exprimido, a poder ser por las mañanas.
  • El aspecto de nuestra piel mejora porque tiene poder antioxidante y ayuda a eliminar las manchas y el acné.
  • También tiene poder cicatrizante, ideal cuando nos hacemos una herida o para curar una úlcera.
  • Es un buen blanqueante dental.
  • Favorece el buen humor, ya que reduce los niveles de estrés.

Aún podría enumerar muchas más, pero sería meterme en muchos tecnicismos. Podéis encontrar muchos artículos científicos interesantes sobre los beneficios del limón, y es que no es para menos.

Usos y aplicaciones

Los usos y aplicaciones del limón también son infinitos… y es que no solo lo aplicamos en cocina, sinó también para la limpieza del hogar, para cosmética natural, como fragancia o esencia, etc.

En cocina es un condimento indispensable para marinar carnes y pescados, sobretodo aquellos que consumimos crudos. También en aliños o vinagretas para una ensalada, o como potenciador de sabores en  guisos y salsas.

También actúa como conservante de otros alimentos y evita que se oxiden al contacto con el aire.

Pero no solo su zumo, su piel sirve como aromatizante en multitud de platos, ya sea rallada o infusionada.

Trucos y remedios caseros

¿Habéis oído hablar de los remedios caseros? esos pequeños truquitos que han ido pasando de generación en generación y que perdurarán a lo largo del tiempo porque funcionan.

Podemos utilizar el limón para muchas cosas, hacer memoria, seguro que recordáis a vuestra madre o abuela con alguna solución eficaz que llevara limón.

  • La primera que me viene a la mente es tomarte el limón con miel cuando estamos acatarrados.
  • Beber zumo de limón o agua con limón por las mañanas (o por la noche) os ayudará a controlar el peso y prevenir la aparición de los radicales libres, que son los responsables del envejecimiento prematuro de nuestra piel.
  • En pieles muy grasas y con acné, una mascarilla con limón actuará como astringente y ayudará que se sequen con más rapidez los granitos.
  • También si tenéis manchitas en la piel, una mascarilla con limón os ayudará a suavizarlas
  • El limón también ayudará a mantener nuestros dientes más blancos, solo tenéis que morder medio limón durante un minuto cada día… además favorecerá el sangrado de las encías…
  • y un enjuague bucal con limón ayudará a prevenir el mal aliento porque evita la proliferación de bacterias en nuestra boca.
  • Y para nuestras uñas es ideal como desinfectante y para que estén más fuertes, solo tenéis que dejarlas sumergidas cinco minutos en zumo o en el limón directamente.
  • Podemos conseguir unos reflejos dorados en nuestro pelo si cuando nos lavamos la cabeza nos aclaramos con una solución de agua con limón y dejamos secar al sol (la proporción son 3 de agua por 1 de limón).
Y para nuestro hogar:
  • Guardar las pieles del limón y las vais poniendo en una botella con agua, hasta cubrir la botella. Dejar reposar durante un mes aproximadamente  (ojo ir abriendo cada día el tapón porque se genera gas y puede explotar). Luego utilizar este agua añadiéndolo en vuestro lavavajillas como desinfectante o en la cubeta de la lavadora para blanquear vuestra colada.
  • También podéis usar la cáscara del limón como ambientador del lavavajillas o del frigorífico.
  • En verano que suelen venir insectos sobretodo cuando estamos cocinando, funciona muy bien poner medio limón con un par de clavos de olor incrustados en él, encima de nuestra mesa de trabajo, o donde tengamos la basura.
  • Y como desinfectante general para las superfícies de trabajo de la cocina, tablas de cortar, suelos, etc funciona muy bien diluyendo zumo de limón con agua (mucho mejor que el vinagre y además su aroma es más agradable)

Estoy convencida que existen muchos más usos, tantos como tu imaginación pueda alcanzar.

Si quieres déjame un comentario si conoces algún otro que no haya nombrado.