Fideos a la cazuela | Ochimanikia
Otro de los clásicos de la cocina tradicional española, son los fideos a la cazuela.
Se pueden hacer de muchas maneras, de carne de cerdo, de pollo, de conejo, incluso marineros… pero la forma de proceder es la misma para todos ellos.
¿Quién no ha comido fideos a la cazuela de niño?
Yo, es una de esas recetas que recuerdo de mi infancia, pero mi madre los hacía con esos fideos curvos con un agujerito, y además los dejaba bastante caldosos y recuerdo relamer hasta el plato.
Te voy a dejar el paso a paso con fotos para que te resulte de lo más sencillo.

✏️INGREDIENTES

🌶 300 gr de fideos gordos
🌶 1 conejo a trozos pequeños
🌶 4 dientes de ajo
🌶 1 cebolla grande
🌶 1/4 de pimiento rojo
🌶 Guisantes a tu gusto personal
🌶 4 tomates pera bien maduros (o tomate triturado en conserva)
🌶 hierbas aromáticas (yo puse una que le llaman la planta del curry)
🌶 Caldo de pollo o en su defecto agua
🌶 Cúrcuma
🌶 Sal, pimienta y aceite de oliva virgen extra.

✏️PREPARACIÓN

Antes de empezar, como te he comentado antes, éste guiso tradicional, queda también muy bien con otras carnes, como costillas de cerdo o pollo… incluso podrías mezclar todas ellas… Así que lo dejo un poco a tu elección.
1.- En una cazuela amplia, pon un chorro de aceite de oliva virgen extra, y cuando esté bien caliente echa los trozos de conejo salpimentados, y deja dorar por todos los lados.
2.- Te habrá quedado el fondo de la cazuela con pequeños restos de carne y jugos, como un poco pegados… No los quites, aquí hay mucha sustancia que servirá para dar más sabor.
3.- A continuación añade, los ajos cortados en láminas finas y los dejas dorar un poco, pero cuidado que se queman enseguida.
 
4.- Rápidamente echa la cebolla cortada en trocitos pequeños y ves rehogándola… Recuerda añadir sal, para que vaya soltando sus jugos, y pronto verás, que el pagadito del fondo de la cazuela empieza a levantarse.
5.- Cuando tengas pochada la cebolla, incorpora el pimiento lo más pequeñito que puedas cortarlo y déjalo sofreir bien… Añade otro poquito de sal.
6.- Incorpora los guisantes congelados o frescos, como lo prefieras, y remueve durante un par de minutos
7.- Echa el tomate triturado y déjalo de 5 a 10 minutos hasta que esté frito. Añade otro poco de sal y recuerda añadir unas cucharaditas de azúcar si lo pruebas y está muy ácido.
8.- Finalmente cubre con el caldo o agua, agrega las hierbas aromáticas de tu agrado, unas hebras de azafrán o cúrcuma en su defecto y llévalo a ebullición durante 1/2 hora al menos.

¿Conoces ésta hierba aromática?

Como puedes ver, por su aspecto, se parece al romero, pero le llaman la planta del curry, ya que su aroma recuerda mucho a él… solamente con pasar un poco la manos por ésta hierba, te viene ese olor tan característico del curry… es increíble, a mi me encanta.

Aunque tengo que decirte que es mucho más aromática como planta, es decir, “viva” tiene mucho olor, pero en los guisos no te preocupes, que aunque le eches un trozo grande, no aporta tanto sabor como lo pudiera hacer el romero.

 

9.- Transcurrido el tiempo sólo tienes que agregar los fideos y dejar cocinar por el tiempo indicado en el paquete.
Este tipo de guiso, es para comer con cuchara y debe quedar un poco caldoso, porque sino parecería más una fiideuá, que no por eso va a estar menos rica… así que no te quedes corta con el agua o el caldo…