El ajo | Ochimanikia

El ajo es uno de los alimentos más antiguos y más estudiados por científicos, incluso, es materia de rituales en diversas culturas.

Tiene muchas propiedades, pero también hay que decir, que para que se aprovechen todas éstas, habría que consumirlo prácticamente en crudo, ya que si se somete a temperatura superior a 45 grados, muchas de ellas desaparecen.

¿Y qué hace que el ajo sea tan beneficioso?

El ajo está compuesto por una sustancia, que al machacarlo o masticarlo en crudo y entrar en contacto con el oxígeno produce ALICINA ➡️ es la sustancia que le da ese olor y sabor característicos, y se transforma en compuestos azufrados, que son los principales responsables de los efectos beneficiosos.

Por tanto, si consumes el ajo entero y a altas temperaturas, todas estas propiedades no se aprovecharán.

¿Para qué es bueno el ajo?

▪️ Para el sistema circulatorio
▪️ Para mantener unas vías respiratorias sanas
▪️ Para prevenir infecciones, es el antibiótico natural por excelencia

✔ Además en cocina, es junto con la cebolla, un alimento INDISPENSABLE, como base principal en cualquier sofrito… incluso puedes hacer una deliciosa sopa de ajo… receta tradicional que se ha ido perdiendo con el paso de los años.

✔ Hoy en día lo puedes encontrar también en herbolarios en diferentes formatos para tomar como suplemento alimenticio.

✔ En el mercado puedes encontrar diferentes clases de ajos:

🍃Blancos
🍃Morados
🍃Ajetes o ajos tiernos

Todos ellos buenísimos, sólo tienes que elegir el que más te guste, aunque los ajetes no los encontramos siempre, ya que se recolectan antes de que se forme el bulbo del ajo, por eso son tan tiernos, pero intensos en sabor.

Trucos para utilizarlo

▪️ Para suavizar su sabor y evitar que pique pela y parte los dientes por la mitad y escáldalos un minuto o déjalos en remojo un par de horas.
▪️ Si lo vas a consumir crudo, para que no se repita, retira el germen verde con un cuchillo.
▪️ También puedes aromatizar una aceite, aplastando un poco los dientes antes de introducirlos en el aceite.
▪️ Restregado en el pan tostado, también es una muy buena opción.
▪️ Y Si lo aplastas un poco con un cuchillo, lo pelarás mejor.
▪️ Para luego quitarte el olor de tus manos, no te las frotes al lavártelas.