Sopa de ajo | Ochimanikia
La sopa es, sin duda alguna, uno de los mejores platos contra el frío… da igual si es una sopa de pollo, de pescado, de verduras… por donde pasa calienta.
La receta que hoy te traigo forma parte de la historia por su antigüedad… puesto que nuestros antepasados la tomaban a diario en los fríos días de invierno, porque resultaba muy reconfortante, económica, nutritiva y además de aprovechamiento…es la SOPA DE AJO.
¿La has probado alguna vez?
Puede que nunca la hayas probado, porque se ha ido perdiendo de generación en generación…
Era una receta consumida prácticamente a diario por gente humilde, con recursos escasos… así que a medida que el estatus social y la posición económica fue mejorando, ésta receta ha ido cayendo en el olvido…
Y quizá hayas oído hablar de ella, pero nunca te hayas atrevido a probar, porque piensas que se te va a estar repitiendo, o te va a quedar un aliento “matavampiros”… pues no tengas ningún miedo.
Te recomiendo que la pruebes al menos una vez, y te aseguro que la volverás a repetir, porque es una receta muy fácil de hacer, rápida, económica y muy saludable… y disfrutarás de todos los beneficios que aporta éste superalimento, el ajo.

SOPA DE AJO

INGREDIENTES:

  • 6 a 8 rebanadas de pan duro
  • 75 ml aceite oliva virgen extra
  • 8-10 dientes de ajo
  • 100 gr de jamón serrano
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • sal
  • 1,5 l de caldo de  pollo o agua
  • huevo (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. En esta elaboración es sumamente importante disponer todos los ingredientes preparados, ya que el inicio tiene que hacerse muy rápido, así que lamina los dientes de ajo, trocea el jamón y las rebanadas de pan en pequeños cubos.
  2. En una olla alta, pon a calentar el aceite de oliva y dora ligeramente los ajos.
  3. Rápidamente añade el jamón y sofríelo junto con los ajos.
  4. Echa el pan y rehoga, poco a poco irá absorbiendo todo el aceite a medida que también se va tostando.
  5. Cuando el pan haya absorbido todo el aceite agrega el pimentón y sofríe rápidamente unos segundos, no mucho tiempo porque se quema con mucha facilidad…
  6. Agrega el caldo de pollo y deja que hierva durante 10-15 minutos, y verás que el pan se va poniendo blandito, a la vez que el caldo va espesando.
  7. Si lo deseas, ahora puedes añadir un huevo por comensal, separados entre sí para que no se enganchen entre ellos.
  8. Pon la tapa a la olla, baja el fuego al mínimo y deja que se escalfen 3-4 minutos.
  9. Rectifica de sal y sirve inmediatamente en cazuelitas de barro si tienes, y si no tienes, en platos soperos normales.
  10. ¡A disfrutar!

¡¡¡Con estos ingredientes y éste frío, es la receta ideal para improvisar cuando no te has planificado nada, sobretodo para cenar!!!